miércoles, 24 de agosto de 2011

...

...
Amanezco justo a tiempo, para ver cómo el sol se posa sobre la cordillera andina, majestuosa, vestida enteramente de novia, con un blanco tan blanco y tan puro que se convierte en infinito, como si fuera a permanecer así eternamente, recortada sobre un cielo limpio y azul, cielo frío de invierno, cielo del sur del otro lado del mundo.

Nuevamente aterrizo en un lugar extraño que se parece a tantos, y antes de llegar a tierra estoy sintiendo viejos olores, eternas sensaciones, nostalgias que quisiera soplar a través de las ventanas selladas del avión y dejarlas que se perpetúen en la nieve helada... cuanto más quiero liberarme más me encadeno...

ahora estoy en una tierra distinta tan parecida a otras que hay momentos que se me para el alma y contengo un lamento...

cómo se rompe una cadena sin romper el lazo...
cómo se rompe la cadena con la que me sentí tan libre...
cómo me libero de la pena...
...
cómo
...

jueves, 4 de agosto de 2011

hombre deseo...

...
ya no te espera
hombre de fuego
aunque siga soñando con una llamada repentina
o volviendo los ojos a la esquina de atrás, por si de repente
aparecieras
montado en tu caballo de latón,
ya no te espera... se cansó de desearte en la noche
y amaneció serena, el cuerpo estirado sobre la cama,
huidizas las horas en las que la imaginación
y el deseo
la ovillan
en la esquina de las horas furtivas que se escapan de la vida...
hombre roble
esa mujer despertó con la mirada clara
vacías las ansiedades
recordando lo que escribió y quemó en la hoguera
hombre niño
deseando ser calmado
hombre hombre
deseando ser colmado
hombre de agua
a esa mujer  le desbordan las caricias
y su pecho está lleno de quereres y su mente repleta
de lo que imaginó
hombre esfinge esa mujer ya no te busca
esa mujer
no quiere buscar a nadie no quiere desear a nadie no quiere soñar con nadie
hombre de alma
hombre de piel morena
hombre grande
hombre sereno
esa mujer se despide de tí
mientras respira despacio, al amanecer,
y sale a la calle, como todos los dias, andando y desandando las horas laborables
se despide de ti
serenamente
esa mujer
con los bolsillos llenos de migas de pan
que va dejando caer
lentamente... cuidadosamente...
tras su paso
mientras se va...
hombre de sueño
...
mientra se va...
...
hombre..
...
deseo
...

martes, 2 de agosto de 2011

si yo, tú

...ay...

....
suenan los primeros acordes al tiempo que unas tímidas, pero gruesas gotas, empiezan a caer, como si la tormenta quisiera envolverse con la música que se derrama por la noche. entonces cierro los ojos para sentir la bulliciosa quietud que me envuelve, el aire fresco, los sonidos llenando la plaza, los oídos asomados a balcones centenarios, las sonrisas cálidas que se sientan a mi lado.
y vuelvo a casa, horas después, con el pecho lleno de suspiros y de ayes, subo las escaleras mientras las palabras me martillean en la cabeza, palabras deletreando deseos, deseos subrayando anhelos, anhelos callando suspiros, suspiros llenos de ayes...
ay la noche ay el balcón que no llega ay
los tejados rojos de madrid recortados sobre un cielo oscuro
ay el mar ay el río callado y la sombra fresca
ay los recuerdos ay la soledad ay las caricias ay
las tablas de madera bajo paredes negras ay los labios secos
ay los días tan cortos ay los sueños tan largos
ay los ojos oscuros ay
el mar de sus ojos ay la ansiedad ay la espera
ay el olor de la hierba en la noche ay los jazmines ay el mar ay este llanto contenido ay las risas ay
lo que no llega
ay el silencio
ay ya no te espero
ay el deseo
ay las palabras
ay los suspiros
ay los anhelos
ay el deseo
ay los ayes ay el ay
ay....
...
subo las escaleras corriendo y me tiendo en la cama con la noche abierta en la ventana
y me duermo
con un susurro
de ay...
con un anhelo...
ay...
...