domingo, 18 de marzo de 2012

...volví al balcón de las noches oscuras, noches silenciosas, tiernas con una sola estrella entre nubes de algodón, con un viento juguetón sobre la luna y los tejados.
Volví para entender que no puedo irme, que necesito ese minuto de nostalgias, de anhelos, de sueños perdidos, de lunas añoradas.
Volví a asomarme a la línea del fondo,
volví para perderme,
volví para encontrarme de nuevo,
volví para cerrar la noche con besos gastados en la punta de los dedos
y en el borde de los labios...
volví para irme de nuevo...
volví...
...