lunes, 10 de diciembre de 2012

...
"Vendré a tu orilla a sorprender tus noches"
le dijo con dedos temblorosos de invierno...
ella sonrió, y los ojitos se le llenaron de soles y de mares...

"Desataré abrigos y trenzas si tú me dejas"
le dijo con dedos que acariciaban la duda...
ella se tumbó en la arena, y un sol ardiente rozó su piel...

"Me posaré en tus labios y en tus pechos, si me esperas"
le dijo con dedos urgentes y rápidos...
ella acarició su vientre y una ola atrevida rozó sus pies...

"Vendré con frío y hambre de besos y deseos"
le dijo con dedos torpes de ansiedad...
ella se sumergió en el mar, y nadó lentamente hacia el fondo...

"Vendré a tu orilla"
"Iré a tus mares"
"Vendré a tu lecho"
"Yo a tus sueños"
"Vendré a tu noche"
"Yo a tus soles"
"Te lo dicen mis dedos atrevidos"
"Te lo dicen mis dedos temblorosos"
"Te lo digo con dedos desatados"
"Te lo digo con dedos descarados"...

ella volvió a la orilla, con ojitos sonrientes verdes de mar...
se tumbó sobre la arena y aguardó, mientras  subía la marea
y el agua cálida
y salada
la fue cubriendo
poco a poco
y
poco a poco
la oscuridad
llegó...
... despacio...
... y anocheció...
...

No hay comentarios: