sábado, 13 de abril de 2013

Ahora..

...
Después de la oscuridad, llegó la luz.
Primero fue la luz.
Se desbordó en un estallido de claridad, inundando suavemente el alma.
Luego fue el silencio.
El dejar que la luz llenara huecos oscuros
limpiando
sumando soles
encendiendo llamas.
Llegó el viento.
Fuerte, huracanado, viento barriendo, el viento amado.
Y se dispuso para la vida.
Y para los días.
Y cuando la casa estuvo dispuesta
llegaron las manos, y las caricias, y las risas.
Vino la piel a reclamar lo que era suyo
el cuerpo se despojó de vestiduras y el alma de ataduras
y los sentidos la desbordaron
y volvió a bailar
a recorrer las estancias con los pies descalzos
a descubrir nuevos placeres
a liberarse de ayeres y mañanas.
Después de la luz y el silencio y el viento
está este momento
dentro, muy dentro...
Abro las ventanas
y bailo..
...

martes, 5 de marzo de 2013

viene...

...
Vienen vientos cálidos
lluvias intensas
vida palpitando por las venas de la vida.
Vienen del Sur
cantos de sirena
mientras la tierra gira hacia el Este
buscando días de sol
días de luz...

Y yo también me giro
y se me vuelve verde la mirada
de sol
de mar
de agua...
el viento me sacude
me levanta
me lleva en volandas...
ya viene el viento
que me da la vida
que me alza del suelo
y me lanza con los sueños ...

y yo le dejo...


lunes, 28 de enero de 2013

Que descanso saber que no existes...
el alma ya no estará suspendida
en vilo
las horas tendrán otras dimensiones
otros quehaceres
se harán importantes desde que dejaron
de soñar
con
vos...
que descanso no imaginarte
desbordando mis días y mis horas
no soñar el recuerdo de tus manos
dejar mi piel intacta
mi mundo a salvo
de un maremoto de un terremoto
a salvo
de tus besos y tu abrazo
a salvo
de esta incorpórea pasión
de no encontrarnos
de no hallarnos
a salvo
de sábanas revueltas a salvo del frenesí.
Que descanso saber que te imaginé.
Que descanso saber que te inventé.
Que te leí entre líneas que no existían
que me asomé a otros soles
y en la calle la nieve caía, mansa...
que descanso
que sosiego para el alma
que alivio en los ojos
cansados de buscar
en el cuerpo
ansioso de esperar.

Que descanso saber que no existes.
Llega la noche y cierro los ojos,
serena,
el cuerpo inerte y plácido sobre las sábanas.
Cierro los ojos y pasan las horas
insomnes
pasan las horas...
no viene el sueño
desde que no existes
ya no duermo
desde que no existes
que no
que no viene el sueño
desde que dejé
de soñar
con
tigo...
...

martes, 22 de enero de 2013


En invierno volábamos sin rumbo fijo.
Al llegar la noche las alas se desplegaban,
el aire se volvía ligero y era fácil elevarse del suelo,
planear por un cielo oscuro de estrellas pequeñas.

Yo también volé a tu estrella una noche de frío.

Estaba la chimenea lista
y la leña preparada en un rincón.

Cuando rocé tu puerta
-suavemente, sin apenas hacer ruido-
un soplo helado me recibió.

Desperté en invierno
y salí a la calle...
a la nieve...
a reír en la nieve...


jueves, 3 de enero de 2013

...
Se rompió el último brindis.

Mandé un último beso
y no se posó en tus labios..
labios últimos...
Con la punta de los dedos
en un cristal helado
sigo
trazando un corazón.

Y el alma se orilla
y me hace cosquillas
y el alma se aleja
si hoy me dejas
y el alma llora
si te vas...

de mis sueños...

Hay noches de luna llena
desbordando las copas y noches
oscuras
que se asoman
perdidas en mis ojos...
verdes lejanos...

Un barco se aleja
mar
adentro...
lo veo
perderse
lo miro
perderte...