lunes, 28 de enero de 2013

Que descanso saber que no existes...
el alma ya no estará suspendida
en vilo
las horas tendrán otras dimensiones
otros quehaceres
se harán importantes desde que dejaron
de soñar
con
vos...
que descanso no imaginarte
desbordando mis días y mis horas
no soñar el recuerdo de tus manos
dejar mi piel intacta
mi mundo a salvo
de un maremoto de un terremoto
a salvo
de tus besos y tu abrazo
a salvo
de esta incorpórea pasión
de no encontrarnos
de no hallarnos
a salvo
de sábanas revueltas a salvo del frenesí.
Que descanso saber que te imaginé.
Que descanso saber que te inventé.
Que te leí entre líneas que no existían
que me asomé a otros soles
y en la calle la nieve caía, mansa...
que descanso
que sosiego para el alma
que alivio en los ojos
cansados de buscar
en el cuerpo
ansioso de esperar.

Que descanso saber que no existes.
Llega la noche y cierro los ojos,
serena,
el cuerpo inerte y plácido sobre las sábanas.
Cierro los ojos y pasan las horas
insomnes
pasan las horas...
no viene el sueño
desde que no existes
ya no duermo
desde que no existes
que no
que no viene el sueño
desde que dejé
de soñar
con
tigo...
...

No hay comentarios: